Centros de investigación

Reumatología

Publicado por El: 8:49 pm en Investigación | Comentarios desactivados en Reumatología

Reumatología

Respuesta a la prueba de tuberculina en pacientes con psoriasis La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica que compromete aproximadamente del 1 al 2% de la población o de la población general; a su vez, entre un 6 a un 39% de estos pacientes pueden desarrollar artritis (artritis psoriásica: APs). En la actualidad contamos con múltiples alternativas terapéuticas para el tratamiento de la psoriasis, tanto para el compromiso cutáneo como para el articular: algunas de ellas están constituidas por los tratamientos con fármacos de acción biológica. Entre los cuales podemos mencionar a los anti TNFa (infliximab, etanercept y adalimumab). El TNFa es una citoquina que interviene en la respuesta inflamatoria y que tiene un importante rol en numerosas enfermedades inflamatorias crónicas como lo son la psoriasis, las espondiloartropatías seronegativas y artritis reumatoidea, entre otras; es por ello que el TNFa se ha convertido en uno de los blancos terapéuticos en dichas patologías. Es conocido que el uso de los mismos se asocia con una mayor incidencia de infecciones, entre las cuales podemos destacar la presencia de tuberculosis (TBC). Por este motivo, se requiere de una adecuada evaluación previa al inicio de dichos tratamientos. Como parte del screening para la detección de “TBC latente” se encuentra la Rx de tórax y la prueba de tuberculina (PPD), esta última dependiente de la inmunidad celular. En la psoriasis se ha postulado que dicha respuesta se encuentra alterada, lo cual podría comprometer la respuesta a la PPD en dichos pacientes. Por lo mencionado, nuestro objetivo en este estudio controlado fue evaluar la respuesta a la PPD en pacientes con psoriasis, con y sin compromiso articular, y compararla con un grupo control sin psoriasis.   Material y métodos Pacientes: Se incluyeron pacientes consecutivos con psoriasis, quienes concurrieron a los servicios de reumatología de dos centros de nuestro país, fueron reclutados entre abril del 2006 y julio del 2007. Todos aceptaron participar mediante la firma de un consentimiento informado. Se excluyeron en ambos grupos aquellos que presentaban infecciones, vacunación a virus vivos en el último mes, estados hipoproteicos, enfermedades linfoproliferativas, sarcoidosis, tratamientos con glucocorticoides, agentes inmunosupresores, terapias biológicas, profilaxis para TBC, cirugía mayor reciente, antecedentes de contacto con TBC, PPD realizada en los últimos tres meses, lesiones cutáneas en el sitio de colocación de la PPD, y cualquier condición que impidiera una adecuada comprensión del consentimiento informado. Grupo control: Se incluyeron personas de la comunidad sin enfermedades crónicas, previa firma de un consentimiento informado. Evaluaciones Intradermorreacción de Mantoux o prueba de la tuberculina (PPD 2UT): Ambos grupos recibieron por intradermorreacción de Mantoux, dos unidades (0.1 ml) de tuberculina RT-23, y se realizó la lectura a las 72 horas, mediante la técnica de Sokal. En los pacientes con psoriasis se repitió la lectura a los 7 y 14 días posteriores a la aplicación para evaluar el fenómeno de Koebner. En un subgrupo de pacientes seleccionados al azar se realizó una segunda PPD 2UT entre los 15 y 30 días para evaluar el efecto booster; el mismo consiste en la positivización de una nueva intradermoreacción por reactivación de la sensibilidad previa, en pacientes con resultado negativo inicial. Radiografía de tórax (Rx Tx): A ambos grupos se les realizó una radiografía de tórax para buscar evidencia radiológica de TBC actual o previa. Compromiso cutáneo por psoriasis: El grado...

leer más

Neurología

Publicado por El: 8:40 pm en Investigación | Comentarios desactivados en Neurología

Neurología

Enfermedad de Fabry   Desarrollo del protocolo en el Hospital Sirio Libanes Hacia mediados del año 2002, un novel tratamiento para la enfermedad de Fabry llegaba a la Argentina. Después de haber sido aprobado en los países de la Comunidad Económica Europea y todavía sin su utilización en los Estados Unidos de Norte América, en el Hospital Sirio Libanés de la ciudad de Buenos Aires, fue desarrollado un protocolo para la utilización de esta medicación. Se han cumplido cinco años de tratamiento exitoso, a través del cual siete enfermos con esta dolencia han sido beneficiados. Esta nota está destinada a destacar una actividad pionera en la Argentina y en el Hospital Sirio Libanés, hacer conocer algunos detalles de la enfermedad de Fabry, y comentar brevemente dos trabajos científicos publicados en 2006 y 2007, basados en la experiencia de los últimos cinco años de trabajo. La enfermedad de Fabry es una deficiencia hereditaria muy poco común, originada por una alteración genética en el organismo. Afecta mayoritariamente a los hombres y poco a las mujeres, ya que la localización anormal se encuentra en el cromosoma X. Sin embargo, también las mujeres pueden desarrollar síntomas. Los trastornos hereditarios o genéticos son aquellos que se transmiten de padres a hijos por medio de los genes. Uno o ambos padres pueden ser portadores de una deficiencia en un gen ( de feto mutante) esto causa la enfermedad. Cuando una persona hereda el gen anormal que causa la enfermedad de fabry, su cuerpo no puede producir cantidades suficientes de una enzima importante llamada alfa- galactosidasa que es requerida para eliminar una sustancia grasa ( ceramida), de ciertas células, degradándola en partículas pequeñas, las cuales son llevadas al torrente sanguíneo. Una vez en el mismo, son eliminadas enla orina o reutilizadas para formar otras sustancias. Sin las cantidades adecuadas de la enzima, las grasas no pueden ser eliminadas de las células, se acumulan en su interior y con el transcurso el depósito anormal afecta el funcionamiento de las células. Las células más comúnmente afectadas se encuentran en los vasos sanguíneos, en la piel, en el sistema nervioso, en el corazón, la piel y en el riñón. La acumulación grasa en estos órganos conduce a problemas que pueden causar la muerte, siendo el tiempo de sobrevida de los varones enfermos de 45 años. Debido a que la enfermedad de Fabry es poco común y causa una amplia gama de síntomas puede ser confundida con otras enfermedades. Por lo tanto, las personas que la sufren pueden pasar largos períodos de tiempo sin un diagnóstico correcto. Los síntomas ya están presentes en la niñez y en la adolescencia. Esto es preocupante ya que mientras más largo sea el período de tiempo en que la persona con la enfermedad de Fabry esté sin tratamiento, es más probable que se produzcan daños irreversibles en los órganos y tejidos del cuerpo. El diagnóstico temprano permite al médico tratante iniciar precozmente el tratamiento para revertir los síntomas y prevenir las complicaciones que llevarán a la muerte entre los 40 y 50 años. Una forma para incrementar las probabilidades de un diagnóstico temprano es aprender sobre la enfermedad y entender quién se encuentra en riesgo de desarrollarla. Por ejemplo, la enfermedad de Fabry es hereditaria, y las personas con familiares afectados por la enfermedad...

leer más

Diabetes

Publicado por El: 8:34 pm en Investigación | Comentarios desactivados en Diabetes

Diabetes

¿Qué es la diabetes? Hay 3 tipos principales de diabetes: diabetes mellitus tipo 1, tipo 2 y gestacional. Las personas con diabetes tipo 1 mueren si no tienen insulina. Las personas con diabetes tipo 2 pueden pasar muchos años sin diagnosticar. Una diabetes mal controlada causa graves complicaciones y muerte prematura. Para un control eficaz de la diabetes se necesita la colaboración entre la persona con diabetes y los profesionales sanitarios.   ¿Qué es la diabetes? La diabetes es una afección crónica que se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia. 1  La insulina es una hormona que se fabrica en el páncreas y que permite que la glucosa de los alimentos pase a las células del organismo, en donde se convierte en energía para que funcionen los músculos y los tejidos. Como resultado, una persona con diabetes no absorbe la glucosa adecuadamente, de modo que ésta queda circulando en la sangre (hiperglucemia) y dañando los tejidos con el paso del tiempo. Este deterioro causa complicaciones para la salud potencialmente letales. Hay tres tipos principales de diabetes: Diabetes tipo 1 Diabetes tipo 2 Diabetes mellitus gestacional (DMG)   Diabetes tipo 1 La diabetes tipo 1 está causada por una reacción autoinmune, en la que el sistema de defensas del organismo ataca las células productoras de insulina del páncreas. Como resultado, el organismo deja de producir la insulina que necesita. La razón por la que esto sucede no se acaba de entender. La enfermedad puede afectar a personas de cualquier edad, pero suele aparecer en niños o jóvenes adultos. Las personas con esta forma de diabetes necesitan inyecciones de insulina a diario con el fin de controlar sus niveles de glucosa en sangre. Sin insulina, una persona con diabetes tipo 1 morirá. La diabetes tipo 1 suele desarrollarse repentinamente y podrían presentarse síntomas como: Sed anormal y sequedad de boca Micción frecuente Cansancio extremo/falta de energía Apetito constante Pérdida de peso repentina Lentitud en la curación de heridas Infecciones recurrentes Visión borrosa Las personas con diabetes tipo 1 pueden llevar una vida normal y saludable mediante una combinación de terapia diaria de insulina, estrecha monitorización, dieta sana y ejercicio físico habitual. El número de personas que desarrollan diabetes tipo 1 aumenta cada año. Las razones para que esto suceda siguen sin estar claras, pero podría deberse a los cambios de los factores de riesgo medioambiental, a circunstancias durante el desarrollo en el útero, a la alimentación durante las primeras etapas de la vida o a infecciones virales.   Diabetes tipo 2 La diabetes tipo 2 es el tipo más común de diabetes. Suele aparecer en adultos, pero cada vez más hay más casos de niños y adolescentes. En la diabetes tipo 2, el organismo puede producir insulina pero, o bien no es suficiente, o el organismo no responde a sus efectos, provocando una acumulación de glucosa en la sangre. Las personas con diabetes tipo 2 podrían pasar mucho tiempo sin saber de su enfermedad debido a que los síntomas podrían tardar años en aparecer o en reconocerse, tiempo durante el cual el organismo se va deteriorando debido al exceso de glucosa en sangre. A muchas personas se les diagnostica tan sólo cuando las complicaciones diabéticas se hacen patentes. Aunque las razones para desarrollar diabetes tipo 2 aún no se conocen, hay...

leer más